Top menú

Cuatro pasos para sustituir un neumático

Cuatro pasos para sustituir un neumático - Cuatro pasos para sustituir un neumático

El otoño ha entrado con fuerza. El frío comienza a sentirse y permanecer alejado de la calefacción empieza a ser una aventura arriesgada. Pero en la carretera nadie está libre de sufrir un pinchazo. Para evitar esta situación, lo mejor es contar con unos conocimientos básicos que permitan enfrentarse sin temor a un cambio de ruedas. Con el objetivo de solventar este inconveniente, en Grupo Torrejón te explicamos los cuatro pasos para sustituir un neumático.

 

El pinchazo es una de las cinco averías mecánicas más frecuentes en un vehículo, según un informe elaborado por el Real Automóvil Club de España (RACE). Es un percance que puede sufrir cualquier conductor en cualquier época del año. Y cuando el momento llega sólo hay dos opciones posibles: llamar a la grúa o ponerse manos a la obra. La primera es más cómoda y limpia, pero el tiempo de espera es su principal inconveniente. Con la segunda, sin embargo, no será necesario depender de nadie y podrá reanudar la marcha antes.

 

Estacionar el vehículo en un lugar seguro

 

La calma de imperar. Los nervios no deben apoderarse de las decisiones. El primer paso es estacionar el vehículo en un lugar seguro. Es decir, una ubicación llana y firme que no comprometa la correcta circulación ni ponga en riesgo la integridad de ningún conductor.

 

Tras detener el vehículo y activar el freno de mano, es momento de enfundarse el chaleco reflectante y colocar la señalización pertinente. El uso de los triángulos es obligatorio para advertir al resto de automovilistas. Se deben emplear dos en carreteras de doble sentido y uno en vía de una sola dirección. Si la avería se ha producido en horas de baja visibilidad también se debe activar la señalización lumínica.

 

Retirar los tornillos

 

Llega el turno de utilizar el gato hidráulico. Esta herramienta permitirá levantar el coche para retirar los tornillos y sustituir el neumático dañado. Una vez extraído, se puede colocar junto al gato por si este falla y el vehículo cae.

 

Sustituir el neumático

 

Para sustituir la rueda, sólo hay que repetir la rutina anterior pero a la inversa. Introducimos el neumático y apretamos los tornillos con la mano. Tras retirar el gato y con la ayuda de la llave realizamos presión en los tornillos para que queden completamente agarrados.

 

 Acudir al taller

 

La rueda de repuesto es una solución temporal que permite reanudar la marcha. La última acción que debemos realizar después de completar los cuatro pasos para sustituir un neumático es acudir al Grupo Torrejón. Nosotros nos encargaremos de montar una goma adecuada a las exigencias del vehículo.

 

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

No comments yet.

Deja un comentario